París Impresionista

Cuando en 1874 el crítico de arte Louis Leroy observó el cuadro Impresión, sol naciente, de Monet, expuesto en la I Exposición de la sociedad anónima de artistas pintores, escultores y grabadores independientes, quedó impresionado para mal y, sin querer, con su consiguiente mala crítica, dio nombre al Impresionismo. Bastó esa palabra para que París se convirtiera en el definitivo centro de producción de arte moderno. En Roma quedaron las academias más oficiales, pero los nuevos artistas hallaron en París el refugio adecuado a sus inquietudes. Ha pasado mucho tiempo y guerras mundiales (la segunda provocó la mudanza de la capitalidad a Nueva York), pero París sigue siendo un emporio artístico y, desde entonces, ciudad y arte moderno perviven unidos en una liaison indisoluble.  No hay escenografía más impactante que París, en sí una obra arquitectónicamente imbatible en la que el viajero ávido de vivencias estéticas y cosmopolitas estará muy ocupado. En el siglo XIX el barón Haussman proyectó la remodelación urbanística de la ciudad que hoy se disfruta, basada en la ampliación de las calles y en la uniformidad arquitectónica, siempre respaldada por las instituciones, sensibles en la preservación del patrimonio y conscientes de que la cultura puede despertar sentimientos y de el arte sigue siendo una de las fuerzas transformadoras que mueven la ciudad.

Viaje con Use Lahoz

Autor de novelas

(Barcelona, 1976) es autor de varias novelas, entre ellas Los Baldrich, La estación perdida o El año en que me enamoré de todas. Es colaborador habitual en El Viajero de EL PAÍS y en Radio Nacional de España. Imparte clases de lengua y literatura en la Universidad Scienes Po de París, ciudad sobre la que no se cansa de escribir ni de descubrir. Por razones laborales o académicas ha vivido en Portugal, Alemania, Italia, Cuba, Uruguay o Eslovenia, aunque a día de hoy su sueño sea hacerlo en algún pequeño pueblo de la Provenza francesa, cerca de Aix en Provence, releyendo a René Char y Albert Camus y cocinando y escribiendo según las indicaciones de su admirada cronista gastronómica M. F. K. Fisher.

Otros viajes de Use Lahoz

Día 1

Madrid / París

3 de noviembre

Presentación en el aeropuerto y embarque. Salida en vuelo regular con destino Paris. Llegada a París y traslado al hotel. Por la tarde visita panorámica con guía local por el barrio latino (Visita incluida con guía local) incluyendo La Sorbonne y Panteón. Regreso al hotel. Alojamiento.

Día 2

Visita Museos

4 de noviembre

Desayuno. Visita al Museo D'Orsay (entrada incluida). Para iniciarnos en el arte que transformó la manera de mirar y de entender la pintura, acudimos a la cuna del impresionismo. Icono de la rive gauche, esta antigua estación de tren acoge una extraordinaria colección de obras maestras impresionistas y post impresionistas que dan la clave de todo lo que vendrá después.
El río Sena no sólo es famoso por atravesar París, también lo es por el único río del mundo que transcurre entre dos filas de vendedores de libros: los buquinistas de París invitan a un recorrido au bord de l´eau que nos lleva al distrito de Saint Germain des Prés, sin duda, de los más literarios del mundo (Paseo por el Sena y panorámica zona St Germain). Recorremos el París de los cafés, lugares de reunión y crítica, de tertulias y pensamiento, aulas alternativas en la segunda mitad del siglo XX, y un barrio que conquista con reclamos como la abadía de Saint Germain des Prés, la “galerística” Rue de Seine que desemboca en la esquina del Café La Palette, la casa de Serge Gainsbourg, Café de Flore, Café Les Deux Magots, la coqueta Place Furstemberg, donde se encuentra la Casa de Delacroix, y evidentemente la librería Shakespeare and Company, a dos pasos de Notre Dame. Tiempo libre. El recién renovado Museo Rodin (entrada incluida) nos mostrará las obras del padre de la escultura moderna, contemporáneo a los pintores impresionistas, y que por tanto cambió el punto de vista de la escultura. Resto de la tarde libre. Alojamiento.

Día 3

Visita centro de París

5 de noviembre

Desayuno. Salida para realizar la Visita al Museo Marmottan (entrada incluida). En un entorno muy proustiano, esta mansión alberga una de las colecciones impresionistas más completas del mundo. Aquí disfrutará del cuadro culpable: Impresión, sol naciente y de otras 65 obras de Monet. Además se exhiben telas de otros impresionistas fundamentales como Renoir, Manet o Sisley. marmottan.fr. Visita al Instituto Cervantes de París o al estudio del pintor Alberto Reguera. (falta confirmar) Tiempo libre.
Por la tarde, visita panorámica del París de los Passages y de Julio Cortázar (Visita incluida con guía local): Los Pasajes fueron la debilidad de los flâneurs (paseantes) que inauguraban la modernidad en el siglo XIX mientras Haussman “ordenaba” París con bulevares. Los pasajes también cautivaron a Cortázar. En el relato “El otro cielo”, el personaje entra en el Pasaje Güemes de Buenos Aires para instalarse en la Galerie Vivienne de París y huir de la monotonía. Veremos la Galerie Vivienne y los passages de Princes, du Grand Cerf, Verdeau o Petit Peres, alegorías de belleza gastada, para reconocer viejos comercios.
Resto de la tarde libre donde podrá dar un paseo por los Jardines de las Tullerías y tiempo libre porque es un Punto Central que permite apreciar diferentes lugares míticos y ofrece muchos paseos: Grand Palais, Champs Elysés, Place de la Concordia, Rue de Rivoli, Opera, Place Vandome...  Alojamiento en el hotel.

Día 4

Torre Eiffel

6 de noviembre

Desayuno. Palais de Tokyo y Palais Chaillot El art déco ha sido el último estilo total de la historia del arte y París uno de sus mejores aliados. Entre las dos guerras, el art déco lavó la cara de París para que sonriera a la modernidad. Mientras la capital burbujeaba bailando al ritmo que marcaba Josephine Baker, vestía como sugería Coco Chanel y se perdía en las largas noches de los años veinte, el espacio ciudadano se llenaba de nuevos coches, desarrollo, velocidad, barcos, aviones y edificios que siguen en pie. Ejemplos fastuosos y rotundos de la arquitectura de los años treinta, son el Palais de Tokyo y el Palais Chaillot, fachadas uniformes y desnudas, ideales para ser vistas desde un vehículo en movimiento en busca de experiencias expandidas, anchas alas y las mejores vistas de la Torre Eiffel.
Paseo por Grand Boulevard. Grand Rex, el edificio art déco emblemático de París, declarado monumento histórico desde 1981 hasta opera. Almuerzo con Juan Manuel Bonet en Chez Prune, clásico restaurante art déco ,decorado intacto desde 1924.

Por la tarde, Paseo por el Marais y visita a la Casa de Victor Hugo (entrada incluida) (donde vivió entre 1832 y 1846, antes del exilio que le llevaría a Bruselas y Guernesey. Brillante ejemplo de conservación y recreación de atmósfera, con el mobiliario y recuerdos del autor de Los miserables intactos.
Visita al nuevo Museo Picasso (entrada incluida) en el renovado Hôtel Salé (s XVII), edificio legendario del Marais. Para muchos expertos, en Picasso confluye toda la historia de la pintura. Allí encontraremos obras de primer orden de todas las épocas del genio malagueño, tanto pictóricas como escultóricas, grabados y dibujos.
Continuaremos con un paseo por el Haut Marais (entre Temple y Filles du Calvaire), zona de Galerías de arte y comercios. Visita al Marché des Enfants Rouges (vibrante mercado de comida al aire libre) y paseo por la Rue de Bretagne. Cena y Alojamiento.

Día 5

París / Madrid

7 de noviembre

Desayuno. Visita al nuevo museo de Frank Ghery FUNDACION LOUIS VUITTON en el Bois de Boulogne ( Entrada incluida). Nuevo icono de la ciudad, según Frederic Migayrou “una formidable máquina óptica que multiplica los puntos de vista”. Tiempo Libre. Traslado al aeropuerto para coger el vuelo de regreso a Madrid.

RESERVAR VIAJE
París Impresionista

Desde 1.195 €Precio por persona en habitación doble

Reservar este viaje
HAB 1
HAB 2
HAB 3
HAB 4