Los Cárpatos, una frontera mágica

Precio final1.190 € por persona en habitación doble

Reservar Teléfono 902 101 973 / 914 841 111
Reservar

Los Cárpatos, una frontera mágica

La región de los Cárpatos ha sido a lo largo de los siglos una frontera permeable y rica, que ha sabido fusionar la cultura y tradiciones del norte eslavo con las del sur mediterráneo, desde los tiempos en que fuera la Dacia romana. Así mismo, fue un dique de contención, primero contra los tártaros, más tarde frente a la onda expansiva del Islam. Muchos de sus monasterios, además de protegerse como auténticas fortalezas, se cubrieron de arriba abajo con pinturas murales, tanto en su interior como en el exterior, lo que les ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad. Su relativo aislamiento favoreció que allí se ubicaran leyendas tan fértiles como la del Conde Drácula (la novela de Bram Stoker ha sido llevada más de 200 veces al cine), y también que llegaran a nuestros días ciudades medievales casi intactas, castillos y catedrales, costumbres, comidas y paisajes con todo el sabor de lo auténtico y primordial. Una inmersión mágica de los sentidos en un territorio todavía virgen, que puede combatir la rutina de los tópicos negativos e injustos.

Viaje con Carlos Pascual

Viajero infatigable y escritor.

Viajero infatigable, dentro de su dilatada trayectoria ha dirigido una editorial, ha escrito una docena de libros y miles de artículos en periódicos como Cinco Días y El País (donde colabora regularmente desde 1990) y en revistas especializadas, como Viajes de National Geographic, Condé Nast, Lonely Planet, Gente y Viajes, Viajar, Top Viajes, etc. Ha recibido por ello numerosos reconocimientos, entre otros el Premio Francia (1999), Premio Quijote (2000), Io Leonardo y Parole sulla Sicilia (Italia 1997 y 2003), Pica d' Estats (2007 y 2009), Jazmín de Oro (Túnez 2000), Pluma de Oro (Croacia 2012), etc. Acaba de publicar el libro Viaje de Egeria (La Línea del Horizonte, 2017), introduciendo y traduciendo el primer texto viajero de una mujer hispana, del siglo IV. Su interés se centra en la cultura, el arte, la música y la ópera, el cine y la fotografía, habla seis idiomas, es amante y activo defensor de los animales, y confiesa que el deporte nunca fue lo suyo.
 

Día 1

Madrid – Bucarest

24 de marzo

A la hora indicada, presentación en el aeropuerto para embarcar en vuelo regular con destino Bucarest. A la llegada, un guía local nos dará la bienvenida en el propio aeropuerto. Él nos acompañará para obtener una primera impresión de la capital, contemplando algunos de sus rincones más típicos y, por supuesto, los sitios y edificios destacados, como la Plaza y el Palacio de la Victoria, el Arco de Triunfo, la Plaza de la Revolución y el Palacio del Parlamento, el Ateneo y sus jardines, etc. Alojamiento y cena en el hotel.
 

Día 2

Bucarest – Sibiu (290km)

25 de marzo

Tras el desayuno, nos pondremos en ruta hacia Transilvania, nombre mítico para los amantes del cine y la literatura. Al cruzar el valle del río Olt, haremos una parada en Cozia, para visitar su monasterio medieval; un primer y deslumbrante encuentro con lo que nos aguarda más al norte: pinturas bizantinas cubriendo muros interiores y exteriores, y también primer contacto con la leyenda de Drácula, ya que fue el abuelo de Vlad Tepes (el "Drácula" literario) quien hizo construir el monasterio.

A mediodía, habremos llegado a Sibiu, capital europea de la cultura en 2007. Y es que además de poseer la segunda pinacoteca del país, tres catedrales (católica, evangélica y ortodoxa) y una peculiar arquitectura, con tejados dotados de "ojos" y patios interiores, su actividad cultural es envidiable. La "ciudad alta" o casco antiguo está ceñido por el cinturón moderno de la "ciudad baja". En la parte alta, la plaza Mayor es gemela de la plaza Pequeña, donde se encuentra el romántico pasaje de las Escaleras, y el "puente de las mentiras" (donde los enamorados se prometen amor eterno).

Por la noche disfrutaremos de una cena tradicional, con vinos y aguardientes locales, en el precioso pueblecito campesino de Sibiel, muy cerca de Sibiu, adonde regresaremos para dormir en el hotel.

Día 3

Sibiu – Medias – Biertan – Sighisoara – Targu Mures (170km)

26 de marzo

Después del desayuno, comenzaremos nuestro recorrido con primera parada en Medias, que incluye en su ciudadela gótica la iglesia de Santa Margarita, con cinco torres. Continuaremos a Biertan, donde nos aguarda un imponente burgo teutón, declarado patrimonio de la humanidad, con una iglesia fortaleza de estilo gótico tardío. A los pies de la colina, uno de los pueblos más coloristas de Transilvania. Luego seguiremos hasta Sighisoara, ciudad medieval también declarada patrimonio de la humanidad. En su acrópolis o ciudadela, la Torre del Reloj aloja una entrada de la muralla y vigila, a escasos metros, la casa (hoy taberna-restaurante) donde vivió el abuelo de Vlad Tepes, y donde se supone que nació este (se conserva su posible retrato entre los restos de frescos). Alojamiento y cena en un hotel de Targu Mures.

Día 4

Targu Mures – Bistrita – Gura Humorului / Suceava (285km)

27 de marzo

Tras el desayuno, visitaremos la ciudad de Targu Mures, que entre otras cosas luce una catedral ortodoxa, la Iglesia Reformada y un templo barroco de la población húngara, de fuerte presencia en esta región. En Bistrita podemos tomar un café en el hotel La Corona de Oro; este hotel solo existía en las páginas de Bram Stocker, y como todo el mundo preguntaba por él, las autoridades mandaron construir el que ahora existe. Luego atravesaremos el Paso Tihuta o desfiladero del Borgo, donde habría estado el misterioso castillo de Drácula (ahora hay un hotel con ese nombre, para explotar el mito). Y podremos disfrutar de paisajes de montaña para nada siniestros, más bien todo lo contrario. Entraremos así en Bucovina, que forma parte de la región histórica de Moldavia. Alojamiento y cena en el hotel.

Día 5

Gura Humorului / Suceava – monasterios de Bucovina – Piatra Neamt (220km)

28 de marzo

Habrá que coger fuerzas en el desayuno porque hoy nos espera una de las jornadas más completas y emocionantes del viaje: la visita a los célebres monasterios "pintados" de Bucovina. Son un montón (el rey Esteban el Grande mandaba construir uno cada vez que ganaba una batalla, y no se le daba mal); muchos están declarados patrimonio de la humanidad. Solo podremos visitar algunos de los más importantes, como el Moldovita, el Sucevita (una mini-ciudad fortificada en medio de un precioso paraje alpino) o el Voronet, conocido como "la capilla sixtina del Este". Luego seguiremos hasta Piatra Neamt, ciudad llena de monumentos y museos, donde nos aguarda cena y alojamiento.
 

Día 6

Piatra Neamt - Prejmier - Brasov (230km)

29 de marzo

Tras el desayuno, nos pondremos en ruta y atravesaremos el desfiladero o gargantas de Bicaz, con cortados de más de 200 metros encajonando ese río. Y entraremos de nuevo en Transilvania. A mediodía, visitaremos la iglesia fortificada de Prejmier, patrimonio de la humanidad. Esta es una de las muchas iglesias que formaron una auténtica "frontera de la fe" frente a las incursiones de los tártaros primero, y de los turcos después; cuando estos atacaban, la población se refugiaba en el templo, y aguantaba sitiada hasta que los rigores del invierno obligaba a los enemigos a marcharse. Prejmier fue asediada medio centenar de veces, pero nunca fue conquistada. Muy cerca, otro de los mejores ejemplos de este tipo de iglesias-fortaleza es la de Harman, que también visitaremos.

Por la tarde, tendremos ocasión de pasear por el casco antiguo de Brasov, en cuya plaza mayor, rodeada de montañas, se alza su famosa Iglesia Negra. Cena y alojamiento en el hotel.
 

Día 7

Brasov - Bran - Sinaia - Bucarest (200 km)

30 de marzo

Tras el desayuno, nos acercaremos al castillo de Bran, antiguo bastión medieval que ejercía de aduana entre Transilvania y Valaquia. En 1920 se hizo una radical "restauración" para alojar a la familia real rumana. Aunque Vlad Tepes apenas lo pisó, Bran ha sido etiquetado como "el castillo de Drácula", y es enorme el circo turístico montado en su explanada. Luego proseguiremos hasta Sinaia, uno de los destinos más apreciados por los propios rumanos, ya que aloja en un tupido parque la residencia de verano de la casa real, el castillo de Peles; los magníficos muebles y colecciones están arropados por deliciosos jardines. Luego continuaremos viaje a Bucarest, donde cenaremos en un restaurante típico. Alojamiento en el hotel.

Día 8

Bucarest

31 de marzo

Después de desayunar, aprovecharemos el día para descubrir y disfrutar de Bucarest. Visitaremos el palacio del Parlamento, o "Casa del Pueblo". Esta megalómana construcción, empeño del dictador Ceaucescu, es el segundo edificio administrativo más grande del mundo, después del Pentágono estadounidense. También uno de los más caros: deslumbran sus mármoles y bronces, sus lámparas de varias toneladas, sus alfombras tan grandes como un estadio de fútbol.

Tendremos la tarde libre para ir de compras, o perdernos por el casco antiguo de Bucarest. Por la noche, en esa parte antigua, nos espera una cena de despedida en un restaurante local, animada con música tradicional y un espectáculo folclórico.

RESERVAR VIAJE
Los Cárpatos, una frontera mágica

Desde 1,190 €por persona en habitación doble

Reservar este viaje
HAB 1
HAB 2
HAB 3
HAB 4